fbpx

Cómo nació nuestra galleta más famosa: la Castellana

La Castellana

 

Todas las historias que se han transmitido de generación en generación tienen ciertos elementos de magia, épica, problemas y soluciones ingeniosos y de «no sé si eso pasó así o en esa fecha exactamente». La nuestra no puede ser menos, y tampoco la de nuestra galleta más famosa y a la que le debemos mucho: La Castellana.

El primer nombre que se pensó para denominar la empresa fue La Castellana, Consuelo, mujer de Afrodisio quería un nombre que hiciera referencia a nuestra tierra, pero no pudo ser porque ya estaba registrado, aun así, no desistió en su empeño de buscar un nombre que hiciera honor a sus raíces, así que se dijo, si no podía ser Castilla, sería Burgos, a partir de ahí se inscribió en el registro oficial de Madrid como La Flor Burgalesa. Al final, Consuelo se salió con la suya y bautizó a una de nuestras galletas como Castellanas, siendo a día de hoy nuestra galleta más reconocida y apreciada por nuestros consumidores.

Hoy en día, nos intentamos adaptar a los nuevos públicos acercándoles un producto tan tradicional como este. Por eso, tenemos en nuestro stock versiones de la Castellana como la versión con chocolate y la versión integral. Todo el corazón y espíritu de la Castellana para personas que quieren cuidarse o disfrutar del chocolate.

 

Comparte esta noticia en tus redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email